jueves, 11 de noviembre de 2010

Breve comparativa entre Fender y Gibson - II

II – Diseño y construcción

La Gibson Les Paul es sin duda alguna un instrumento lujoso que resume años de tradición lutheristica y experiencia en lo que a construcción se refiere. Esto podemos apreciarlo tanto en sus detalles de terminación (guías de diapasón con formas trapezoidales en Nacar o Madreperla , contorno de la guitarra con ribetes, pintura dorada en un comienzo para ser reemplazada por madera de bellísima veta con pinturas trasnlucidas posterioromente, tapa tallada, etc.), en la elección de sus maderas: caoba con una tapa de arce (utilizadas desde siglos atrás para la construcción de instrumentos de cuerda), en la construcción del mástil con la inclinación de su pala tallada a partir de un gran bloque de madera (lo que entre otras cosas habla de un árbol de larga edad) y la manera en que éste entra en el cuerpo y es encolado con un pequeño ángulo (4,4º), y en el diseño y construcción de su puente (tune-o-matic) con pernos que penetran en el cuerpo para transmitir mejor las vibraciones de las cuerdas a la madera.

Contrariamente a esto Leo Fender basa sus diseños en practicidad, facilidad de construcción y economía utilizando por ejemplo maderas de las que puede disponer fácilmente por ser las que se cultivan localmente como ser Fresno, Aliso, Arce. El mástil está construido a partir de un solo pedazo de madera con la pala recta y se atornilla al cuerpo (cosa que permitiría cambiarlo para posibles reparaciones). En los primeros diseños no posee diapasón clavando los trastes directamente sobre el mástil. Sus diseños no se basan en absoluto en las formas tradicionales proponiendo formas, pinturas y colores que se inspiran en la tradición automovilística norteamericana.

_____________

1 comentarios:

Víctor Hugo. dijo...

Este versus estético de los dos fabricantes de guitarras más grandes me ha gustado mucho. Sin lugar a dudas me quedo con las Gibson. Saludos:)